Pacto de confidencialidad

Pacto de confidencialidad

El deber de buena fe se constituye como una obligación de cumplir de manera fiel y honesta lo acordado por las partes en el contrato. Lo anterior, llevado al ámbito del contrato de trabajo, y más particularmente a la persona del trabajador, impone a éste una serie de obligaciones contractuales, entre las que se encuentra la obligación de confidencialidad.

Si bien el Estatuto de los Trabajadores no lo menciona de forma expresa, se entiende que la obligación de confidencialidad forma parte del contrato que vincula a las partes. La anterior obligación de confidencialidad se ve especialmente reforzada si se encuentra regulada de forma expresa entre las partes en un pacto de confidencialidad. Es importante tener en cuenta que el incumplimiento de un pacto de confidencialidad puede conllevar la imposición de sanciones disciplinarias, incluido el despido disciplinario. Incluso la negativa a firmar dicho pacto de confidencialidad puede conllevar la máxima sanción disciplinaria, como vamos a ver en esta entrada.

Uso de cámaras en el lugar de trabajo – Caso López Ribalda y otros (Enero 2018)

Uso de cámaras en el lugar de trabajo – Caso López Ribalda y otros (Enero 2018)

Parece que el año comienza (igual que sucedió en 2017) a vueltas con el uso de cámaras de vigilancia en los centros de trabajo. En esta ocasión ha sido el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en su sentencia del día de hoy, 9 de enero de 2018 (Caso López Ribalda y Otros – Asuntos 1874/13 y 8567/13).

En otra entrada ya nos referíamos al uso de cámaras en el lugar de trabajo. Hoy tenemos algún criterio adicional del TEDH. La sentencia es relevante, por cuanto perfila el análisis de proporcionalidad de la medida de la grabación por las cámaras y la vincula al cumplimiento de las obligaciones de la Ley Orgánica de Protección de Datos. Además el TEDH también tiene ocasión de pronunciarse sobre la validez de un acuerdo transaccional suscrito en el momento del despido.

Excedencia voluntaria y reincorporación: cuestiones prácticas

Excedencia voluntaria y reincorporación: cuestiones prácticas

La excedencia voluntaria da lugar a muchas cuestiones prácticas, desde su solicitud hasta el momento del reingreso. Si bien son muchas las preguntas que surgen en relación con el ejercicio de este derecho, son especialmente recurrentes las cuestiones que surgen con ocasión de la reincorporación del trabajador tras la excedencia voluntaria.

En esta entrada vamos a tratar algunas preguntas y situaciones que han surgido y han sido resueltas por nuestros tribunales.

¿Puede la empresa cambiar el horario de trabajo unilateralmente?

¿Puede la empresa cambiar el horario de trabajo unilateralmente?

La respuesta a la pregunta que nos planteamos en esta entrada es afirmativa. Es decir, con carácter general, la empresa sí puede cambiar el horario de trabajo. Cuestión diferente es el procedimiento que debe seguir para hacerlo, la necesidad de que concurran determinadas causas y las consecuencias que pueda tener dicho cambio.

El Estatuto de los Trabajadores considera el cambio de horario como una modificación sustancial de las condiciones de trabajo y, como tal, sujeto a la concurrencia de una causa objetiva (económica, productiva, organizativa o técnica) y a un procedimiento concreto.

Sin embargo, hay que analizar si el cambio que se pretende hacer constituye o no una modificación sustancial de las condiciones de trabajo, pues en caso negativo, el cambio no estaría sujeto a lo dispuesto en dicho precepto, con todo lo que ello implica.

Plazo de caducidad de acción para impugnar una modificación sustancial de condiciones de trabajo

Plazo de caducidad de acción para impugnar una modificación sustancial de condiciones de trabajo

En el presente caso el Tribunal Supremo abordó dos cuestiones muy interesantes: (i) la primera de ellas se refiere al «principio de realidad de la acción ejercitada», según el cual, lo relevante no es el nombre que el actor le da a la acción que ejercita, sino su verdadera naturaleza; (ii) la segunda cuestión se refiere (reiterando doctrina anterior), al dies a quo para el inicio del cómputo del plazo de caducidad de la acción para impugnar una modificación sustancial de condiciones.

Sin duda se trata de una sentencia muy interesante, y con dos declaraciones muy relevantes y que hay que tener muy presentes.

Página 1 de 212