Indemnización por despido: ¿hay que tener en cuenta el seguro médico, el seguro de vida y el plan de jubilación para calcularla?

Indemnización por despido: ¿hay que tener en cuenta el seguro médico, el seguro de vida y el plan de jubilación para calcularla?

Esta es la cuestión resuelta en unificación de doctrina por el Tribunal Supremo en su sentencia de 3 de mayo de 2017. Desde hace años se plantea la cuestión de la naturaleza jurídica de dichos conceptos (si son salario o mejora de las prestaciones de la Seguridad Social), con pronunciamientos dispares de diferentes Tribunales Superiores de Justicia. La cuestión es relevante porque, en definitiva, conlleva si dichos conceptos forman parte del salario regulador para el cálculo de la indemnización por despido, o no.

La sentencia tiene también importantes reflexiones sobre las opciones sobre acciones (stock options). Si bien es cierto que respecto a las mismas no concurre la necesaria contradicción para resolver las cuestiones planteadas por el abogado de la empresa, es interesante la cita de sentencias en relación con las opciones sobre acciones.

Recuerda: no todos los finiquitos son liberatorios

Recuerda: no todos los finiquitos son liberatorios

Es Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha dictado una reciente sentencia en la que nos recuerda que no todos los finiquitos son liberatorios. La sentencia hace un repaso a la evolución de la jurisprudencia del Tribunal Supremo respecto al valor liberatorio del finiquito. Esta sentencia constituye un buen pretexto para traer al blog de derecho laboral este asunto y recordar los requisitos de validez de un finiquito.

Me refiero a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 14 de noviembre de 2016 (Rec. 723/2016).

¿Qué pasa si un acuerdo no dice si las cantidades son brutas o netas?

¿Qué pasa si un acuerdo no dice si las cantidades son brutas o netas?

En este caso no voy a comentar una sentencia reciente, sino un auto de un juzgado que conozco por representar a una de las partes en el proceso, pero que trata de una cuestión que es conveniente recordar a la hora de llegar a acuerdos. La cuestión que se planteaba es ¿qué pasa si el acuerdo alcanzado entre las partes (en este caso en sede de conciliación judicial) no indica si el importe acordado es bruto o neto?

Lógicamente, la redacción de la cláusula en cada caso concreto es una cuestión fundamental que puede variar el sentido del fallo, pero algunas de las consideraciones del auto recogen doctrina del Tribunal Supremo y, por tanto, resultan de interés.