¿Se puede excluir a un sindicato de la Comisión de Seguimiento de un convenio colectivo?

La respuesta es afirmativa en determinados casos. A lo largo del año 2016 la Audiencia Nacional dictó varias sentencias en este sentido (sentencias de 26 de mayo de 2016, de 11 de octubre de 2016 y de 17 de noviembre de 2016).

La sentencia de la Audiencia Nacional de 17 de noviembre de 2016 es una buena excusa para recordar la doctrina jurisprudencial existente hasta la fecha en relación con la exclusión de organizaciones sindicales de las comisiones creadas por un convenio colectivo.

Dicha sentencia, ha sido revocada por el Tribunal Supremo en 2018 (Sentencia del Tribunal Supremo de 15 de marzo de 2018). No obstante, los criterios y fundamentos jurídicos que contestan la cuestión planteada son totalmente válidos y continúan vigentes.

1.- Antecedentes de hecho

El convenio colectivo de empresa preveía la constitución de una Comisión de Aplicación, Vigencia e Interpretación (denominada por las partes “Comisión AVI”) del propio convenio colectivo de empresa.

En el momento de la constitución de la Comisión AVI, uno de los sindicatos fue excluido de la misma. Dicha decisión se fundó en que el referido sindicato no suscribió la prórroga del convenio colectivo, en la que se regulaban nuevas materias adicionales a las que establecía el convenio colectivo prorrogado.

El sindicato excluido de la Comisión AVI presentó demanda judicial en la que solicitaba que se reconociera su derecho a formar parte de la misma; su argumento principal fue que el sindicato sí firmó el convenio colectivo inicial y el hecho no de haber firmado la prórroga del mismo (que incluía también algunos acuerdos adicionales) no justificaba su exclusión de la Comisión AVI.

La sentencia dictada por la Audiencia Nacional en primera instancia declaró ajustada a derecho la exclusión del sindicato de la Comisión AVI, si bien fue posteriormente revocada por el Tribunal Supremo.

2.- La cuestión jurídica: ¿se puede excluir a un sindicato de una Comisión Negociadora?

La cuestión que se plantea es si resulta ajustada a derecho la exclusión de dicho sindicato de la Comisión AVI del convenio colectivo de empresa por no haber suscrito su prórroga y acuerdos adicionales.

3.- La diferencia entre “Comisión Negociadora” y “Comisión aplicadora”

La Sentencia principal en esta materia (tanto por su claridad expositiva, como por recoger y resumir la jurisprudencia hasta la fecha) es la Sentencia del Tribunal Supremo de 23 de febrero de 2015. Esta sentencia centra el debate en los siguientes términos:

La “limitación inconstitucional del derecho del sindicato a participar en una comisión determinada se produce cuando concurren dos circunstancias: de una parte, que el sindicato esté legitimado para negociar y, de otra, que se trate de comisiones con función negociadora, entendiendo por tal la capacidad de establecer modificaciones del convenio o nuevas normas no contenidas en el mismo.

¿Se puede excluir a un sindicato de la Comisión de Seguimiento de un convenio colectivo?

Cuando no concurran las anteriores circunstancias, los signatarios de un convenio colectivo, en uso de la autonomía colectiva, pueden prever la creación de comisiones reservadas a quienes suscribieron el convenio, en tanto que “no tengan funciones reguladoras en sentido propio, pero sin que hayan de restringirse tampoco, (…) a la mera función de interpretación o administración de la regla establecida en convenio colectivo”.

Por tanto, a los efectos de abordar la cuestión es necesario distinguir entre comisiones negociadoras y comisiones aplicadoras o de administración.

Las comisiones negociadoras son aquellas que se constituyen para la creación de reglas nuevas o modificación de las existentes. Por ejemplo, la negociación de un nuevo convenio colectivo o la modificación del convenio colectivo de aplicación.

En estas comisiones tiene derecho a participar cualquier sindicato con legitimación para negociar. El Tribunal Constitucional inició ya en 1.984 (Sentencia 73/1984) una línea jurisprudencial según la cual estas comisiones son de libre creación, si bien la libertad de las partes se ve restringida puesto que no se puede excluir a ningún sindicato con legitimación para negociar.

Por su parte, las comisiones aplicadoras, o de administración, son aquellas que tienen por objeto la aplicación o la interpretación de alguna o algunas de las cláusulas del convenio colectivo, o incluso la adaptación de alguna previsión a las peculiares circunstancias de un caso concreto.

A diferencia de lo que sucede con las primeras, en este tipo de comisiones la participación sí puede restringirse a los firmantes del acuerdo, sin que ello suponga vulneración de los derechos de libertad sindical del sindicato no participante.

4.- Las cuatro grandes conclusiones de la jurisprudencia del Tribunal Supremo

Las cuatro grandes conclusiones que pueden extraerse de la jurisprudencia, recogidas en la ya citada Sentencia del Tribunal Supremo de 23 de febrero de 2015, son las siguientes:

Primera.- la exclusión de un Sindicato no firmante del Convenio para formar parte de cualquiera de sus comisiones de «administración» es totalmente legítima y no vulnera la libertad sindical, en tanto no se acredite que tal diferencia contraría un derecho, o bien se presente desproporcionada o irracional. La situación no varía por el hecho de que el sindicato haya participado activamente en la negociación y finalmente haya rechazado la firma del acuerdo alcanzado.

Segunda.- son las concretas circunstancias del supuesto [cometido de la comisión; número de miembros integrantes; funcionalidad o disfuncionalidad de una mayor representatividad, etc.] las que en su caso -sobre la base del primordial dato de que el Sindicato no haya querido suscribir el Convenio Colectivo- habrán de evidenciar si la exclusión de la organización que se haya negado a firmar pudiera no ofrecer justificación objetiva y razonable.

Tercera.- no parece congruente que pretenda administrar un pacto quien ni tan siquiera lo ha aceptado, a la par que tampoco puede negarse -por ser doctrina constitucional y reiterado criterio de esta Sala- que la actuación de las comisiones no negociadoras «hayan de restringirse … a la mera función de interpretación o administración de la regla establecida en convenio colectivo».

Cuarta.- a la hora de decidir acerca del carácter negociador o no de una determinada comisión, el derecho fundamental de libertad sindical impone que el criterio interpretativo haya de ser necesariamente favorable al ejercicio de aquel derecho. De este modo, en los supuestos dudosos ha de resolverse a favor de su consideración negociadora, de la que debe hacerse -por ello- una interpretación extensiva, favoreciendo así el derecho de libertad sindical y la participación del Sindicato no suscriptor del Convenio en una comisión que presenta visos negociadores”. 

Estas cuatro conclusiones deben verse matizadas por un criterio adicional que el Tribunal Supremo recuerda en la sentencia que resuelve el recurso de casación:

Criterio adicional.- Aunque «no forma parte del derecho de negociación colectiva la participación en Comisiones que “tienen atribuidas exclusivamente funciones de interpretación, gestión y administración”… , no es ésta la doctrina que se ha aplicado cuando el Sindicato que reclama participar en una comisión de aplicación “sí” que participó en la negociación del Convenio, pues en tales casos se ha entendido que el hecho de no dejar participar a este Sindicato en una Comisión de estudio, aunque sea aplicativa o de seguimiento sí constituye un atentado a su derecho a participar en proporción a su representatividad, en actitud considerada contraria a su actividad sindical. En todos estos casos se parte del mismo principio general de igualdad de trato de los Sindicatos fundado en su derecho a la actividad sindical como integrante del derecho a la libertad sindical del art. 28 CE».

5.- La sentencia de la Audiencia Nacional

En el caso concreto, el sindicato demandante no suscribió un acuerdo alcanzado en el SIMA en el cual se modificó un elemento esencial del convenio colectivo (su ámbito temporal), y se alcanzaron varios acuerdos adicionales que suponían una nueva regulación en diversas materias del convenio de aplicación.

Los cambios negociados fueron considerados por la Audiencia Nacional de tal entidad que implicaban que la prórroga del convenio anterior, considerada en conjunto con los acuerdos adicionales suscritos, supone en realidad la creación de un nuevo conjunto normativo, que no fue suscrito por el sindicato demandante.

Por tanto, su exclusión de la Comisión AVI (comisión aplicativa, según ya he explicado más arriba) por no ser firmante del convenio colectivo se declaró ajustada a derecho.

Esta sentencia fue recurrida ante el Tribunal Supremo.

6.- La sentencia del Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo ha matizado los razonamientos de la Audiencia Nacional, estimando el recurso de casación. En concreto, el Tribunal Supremo declara que:

– No es discutido que la Comisión a la que el litigio se refiere es aplicativa, lo que confirma los razonamientos jurídicos de la Audiencia Nacional (recogidos en el punto 4 más arriba).

– Sin embargo, el Tribunal Supremo ha considerado que en realidad los aspectos que se modifican en el acuerdo de prórroga del convenio no son tan relevantes como para poder considerarse que se ha constituido un nuevo cuerpo normativo.

– Adicionalmente, se trata de una prórroga de convenio, y el significado de la «prórroga» del Convenio es antitético de su «denuncia» y comporta precisamente el mantenimiento de su «vigencia», lo que excluye -por definición- que pueda sostenerse la existencia de un nuevo convenio que le sustituya. El convenio colectivo es el mismo.

Teniendo en cuenta lo anterior, y que no se trata de un nuevo convenio colectivo, el Sindicato demandante tenía pleno derecho a formar parte de la «Comisión AVI» de la que fue excluido, lo que ha supuesto, como ya hemos avanzado, la estimación del recurso de casación por parte del Tribunal Supremo.

7.- Descarga de sentencias relevantes

.- Sentencia de la Audiencia Nacional de 26 de mayo de 2016.

.- Sentencia de la Audiencia Nacional de 11 de octubre de 2016.

.- Sentencia de la Audiencia Nacional de 17 de noviembre de 2016.

.- Sentencia del Tribunal Supremo de 23 de febrero de 2015.

.- Sentencia del Tribunal Constitucional de 27 de junio de 1984.

.- Sentencia del Tribunal Supremo de 15 de marzo de 2018.

Vidal Galindo

Soy un abogado laboralista, de perfil internacional, con visión de negocio y vocación de formación y desarrollo de equipos. Tengo especial experiencia profesional en negociaciones, asuntos colectivos, litigación y asesoramiento a grandes clientes. Soy autor de la gran mayoría de las entradas de este blog. Cuando cuento con ayuda de algún colaborador, reviso y edito completamente la entrada antes de su publicación.

¿Se puede excluir a un sindicato de la Comisión de Seguimiento de un convenio colectivo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *