El seguro médico, el seguro de vida y el plan de jubilación son salario

Si hay que tener en cuenta el seguro médico, el seguro de vida y el plan de jubilación para calcular la indemnización por despido es la cuestión resuelta en unificación de doctrina por el Tribunal Supremo en su sentencia de 3 de mayo de 2017. Desde hace años se plantea la cuestión de la naturaleza jurídica de dichos conceptos (si son salario o mejora de las prestaciones de la Seguridad Social), con pronunciamientos dispares de diferentes Tribunales Superiores de Justicia. La cuestión es relevante porque, en definitiva, conlleva si dichos conceptos forman parte del salario regulador para el cálculo de la indemnización por despido, o no.

La sentencia tiene también importantes reflexiones sobre las opciones sobre acciones (stock options). Si bien es cierto que respecto a las mismas no concurre la necesaria contradicción para resolver las cuestiones planteadas por el abogado de la empresa, es interesante la cita de sentencias en relación con las opciones sobre acciones.

Os recuerdo que al final de la entrada tenéis acceso a las sentencias citadas.

1.- La cuestión que se plantea

La cuestión que se plantea al Tribunal Supremo es ¿cuál es la naturaleza de un seguro médico, de un seguro de vida y del plan de jubilación? ¿Son salario o tienen naturaleza extrasalarial?

La consecuencia es clara: si la naturaleza de los citados conceptos es salarial, deberán incluirse en el salario a tener en cuenta para el cálculo de una eventual indemnización por despido. En caso contrario, no.

2.- Las sentencias contradictorias

La sentencia recurrida es la dictada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de 16 de septiembre de 2014. Esta sentencia declara la naturaleza salarial de los seguros de vida y médico, así como del plan de jubilación. También confirma que tienen naturaleza salarial los «beneficios obtenidos por la venta de las RSUs y Stock Options», si bien ese pronunciamiento no es objeto del recurso de casación.

La sentencia contradictoria es la dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 14 de junio de 2005. En ella se declaraba que los conceptos discutidos son extrasalariales, sosteniendo que que «no teniendo naturaleza salarial el plan de previsión ni el seguro de vida y accidente, ni el seguro médico, las cuantías satisfechas por los mismos no pueden incluirse en la base salarial para calcular la indemnización por despido improcedente».

3.- Antecedentes jurisprudenciales respecto al seguro de vida

En realidad el Tribunal Supremo ya se había pronunciado, al menos en dos ocasiones respecto al seguro de vida, declarando su naturaleza salarial (en las sentencias de 27 de junio de 2007 –con un pronunciamiento más incidental– y la de 2 de octubre de 2013 –resolviendo con claridad la cuestión planteada–).

El Tribunal Supremo considera el seguro de vida como salario sobre la base de tres motivos:

  • Ninguna duda cabe que el abono del seguro deriva de la existencia de la relación laboral y es una contrapartida a las obligaciones del trabajador.
  • Incluso si se aceptara su naturaleza de mejora de la Seguridad Social «lo que podría quedar excluido del concepto de salario sería, con arreglo a la norma legal, la obtención de las ulteriores prestaciones o indemnizaciones derivadas de aquel beneficio de origen contractual, pues es a éstas a las que expresamente se refiere el mencionado precepto», pero no el importe de la prima.
  • La normativa fiscal considera el seguro como retribución en especie (aunque con alguna limitación respecto a los importes).

4.- La sentencia del Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo reitera la doctrina referida en el punto anterior en relación con el seguro de vida.

La naturaleza salarial de los tres conceptos (seguro de vida, seguro médico y aportaciones al plan de pensiones) se deriva de la propia literalidad del artículo 26.1 del Estatuto de los Trabajadores, el cual dispone que «se considerará salario la totalidad de las percepciones económicas de los trabajadores, en dinero o en especie, por la prestación profesional de los servicios laborales por cuenta ajena, ya retribuyan el trabajo efectivo, cualquiera que sea la forma de remuneración, o los periodos de descanso computables como de trabajo».

De nuevo las consideraciones al respecto del Tribunal Supremo son tres:

  • El mandato contiene una presunción iuris tantum de que todo lo que recibe el trabajador del empresario le es debido en concepto de salario. Esa presunción puede ser desvirtuada probando que la cantidad abonada obedece a alguna de las razones que enumera el artículo 26.2 del Estatuto de los Trabajadores (compensación de gastos o suplidos, principalmente); o acreditando que su abono está establecido con carácter indemnizatorio en una norma paccionada.
  • Reviste cualidad salarial todo lo que el trabajador recibe por la prestación de servicios, con independencia de su denominación formal (se llame o no salario), de su composición (una o varias partidas), de su procedimiento o periodo de cálculo (a tanto alzado, por actos de trabajo, etc), o por la cualidad del tiempo al que se refiera (trabajo efectivo o descanso computable como tal).
  • La posible cualidad de mejora voluntaria de la Seguridad Social que puede atribuirse a los tres conceptos (seguro de vida, seguro médico y aportaciones al plan de Jubilación) será predicable de las prestaciones obtenibles como consecuencia de los correspondientes aseguramientos, pero no asignarse a las correspondientes primas, que son salario en especie del que el trabajador hipotéticamente puede beneficiarse.

Sobre la base del citado artículo 26 del Estatuto de los Trabajadores y de las anteriores consideraciones, el Tribunal Supremo considera que los tres conceptos son de naturaleza salarial.

5.- A modo de conclusión

En cuanto al fondo de la cuestión, a pesar de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que fue pionera en su momento (y seguida por otras sentencias de Juzgados y Tribunales Superiores), el Tribunal Supremo considera que en los tres casos (seguro de vida, seguro médico y aportaciones a plan de pensiones) representan beneficios que están vinculados a la relación laboral (si no fuera en favor de un empleado, ¿por qué iba una empresa a abonarlos?). En consecuencia, en los tres casos el importe deberá ser tenido en cuenta para calcular la indemnización por despido del trabajador.

Recibe todas las novedades

Los beneficios que se derivan de los tres seguros (mejora de las prestaciones por fallecimiento, atención médica y mejora de la prestación por jubilación) constituyen mejoras de la Seguridad Social…y como tales, no tendrán naturaleza salarial. Pero cuestión diferente es la de las primas que el empleador abona en favor del empleado… sin que ni siquiera el beneficio necesariamente se materialice).

Por último, aunque no entra a resolver el recurso planteado, la sentencia tiene también una relevante exposición de la naturaleza de las opciones sobre acciones (stock options), con cita de sentencias.

6.- Descarga de las sentencias citadas en esta entrada

.- Sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de 16 de septiembre de 2014 (Rec. 1549/2014): es la sentencia recurrida y cuya doctrina se confirma.

.- Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 14 de junio de 2005 (Rec. 5237/2004): es la sentencia que contenía la doctrina contradictoria y que no mantiene el Tribunal Supremo.

.- Sentencia del Tribunal Supremo de 27 de junio de 2007 (Rec. 1008/2006): declara (incidentalmente) que el seguro de vida forma parte, como una partida más, del salario del trabajador.

.- Sentencia del Tribunal Supremo de 2 de octubre de 2013 (Rec. 1297/2012): declara que el seguro de vida tiene naturaleza salarial y forma parte del salario del trabajador.

Vidal Galindo
Soy un abogado laboralista, de perfil internacional, con visión de negocio y vocación de formación y desarrollo de equipos. Tengo especial experiencia profesional en negociaciones, asuntos colectivos, litigación y asesoramiento a grandes clientes.

Puedes estar siempre al día! Apúntate!

Apúntate ahora y recibirás todas las actualizaciones

Al apuntarte aceptas la política de privacidad del blog

Indemnización por despido: ¿hay que tener en cuenta el seguro médico, el seguro de vida y el plan de jubilación para calcularla?

2 thoughts on “Indemnización por despido: ¿hay que tener en cuenta el seguro médico, el seguro de vida y el plan de jubilación para calcularla?

  • 4 julio, 2017 a las 19:52
    Enlace permanente

    Muy interesante el artículo que trata los conceptos computables para la base de cálculo de la indemnización por despido. El régimen fiscal de las percepciones económicas, constituían un indicio al que se deían acompañar otras pruebas. Presunción iuris tantum, creo recordar.
    Muy buen artículo, enhorabuena Vidal.

    Responder
    • Vidal Galindo
      4 julio, 2017 a las 20:05
      Enlace permanente

      Muchas gracias, Daniel. Efectivamente, la sentencia hace referencia a las cuestiones fiscales también como referencia…

      Gracias por tu comentario,

      Vidal.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *