Whatsapp como medio de pruebaA fecha de hoy nadie tiene duda del impacto de determinadas tecnologías en el ámbito laboral. Y las aplicaciones sin duda son un claro ejemplo; y entre ellas cabe destacar la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp.

El uso del WhatsApp puede generar, según las circunstancias, variadas infracciones laborales, tales como pérdida de tiempo, de atención o incluso vulneración de derechos fundamentales. Además, es un medio de comunicación que en ocasiones es utilizado entre empresario y trabajador, o entre compañeros, dando lugar a nuevas infracciones (por contenido inapropiado) o a comunicaciones de gran relevancia para la relación laboral (como por ejemplo, dimisiones). Está claro, por tanto, la importante de que el WhatsApp como medio de prueba pueda ser utilizado en el proceso laboral.

El uso del WhatsApp puede generar, según las circunstancias, variadas infracciones laborales Clic para tuitear

Ese impacto en las relaciones laborales ha tenido su correspondiente reflejo en la jurisprudencia. Como ejemplo, cabe señalar las siguientes sentencias, que de una forma u otra admiten el WhatsApp como medio de prueba:

.- Sentencia del TSJ Aragón de 18 mayo de 2016 (Rec. 300/2016): declara la procedencia del despido de una trabajadora que envía un mensaje vejatorio y ofensivo contra sus superiores jerárquicos difundido en una red social en la que están incluidos tanto trabajadores de la empresa como terceras personas.

.- Sentencia del TSJ La Rioja de 22 enero de 2016 (Rec. 19/2016): declara procedente el despido de una dependienta que (entre otras cosas) insulta, menosprecia y amenaza a un compañero de trabajo mediante WhatsApp. Esta sentencia declara asimismo que la entrega de los WhatsApps a la empresa por el compañero de trabajo que ha sido el receptor de los mismos no vulnera el secreto de las comunicaciones, ni supone vulneración del derecho a la intimidad, porque constituyen meras expresiones insultantes de la demandante a un compañero de trabajo.

.- Sentencia del TSJ Cantabria de 18 de junio de 2014 (Rec. 280/2014): declara la procedencia del despido de un conductor de autobús que utiliza el teléfono móvil para el envío de mensajes de WhatsApp mientras conduce.

.- Sentencia del TSJ Cataluña de 11 de julio de 2014 (Rec. 2817/2014): declara la procedencia del despido disciplinario de una trabajadora (directora de un hogar de niños) que permite que uno de los empleados envíe por WhatsApp fotografías de contenido inapropiado.

.- Sentencia de TSJ de Canarias de 30 de septiembre de 2013 (Rec. 620/2013): aborda el despido de una trabajadora que es fotografiada durmiendo por un compañero de trabajo, quien envía la foto al superior a través de WhatsApp.

Por su parte, el Tribunal Supremo también ha tenido ocasión de pronunciarse acerca del valor de WhatsApp como medio de prueba en su Auto de 20 octubre 2016 (Rec. 674/2016).

La empresa pretendía la revisión de hechos probados con fundamento en la transcripción de conversaciones mantenidas a través de WhatsApp porque a la vista de los mismos estaba claro (a criterio de la empresa), que la trabajadora no había sido despedida, sino que había dimitido previamente.

El Tribunal Supremo declaró en ese caso que «una cosa es los mensajes de WhatsApp puedan analizarse y valorarse en instancia ante el Magistrado que practica la prueba con todas las garantías, y otra es que ello sirva para modificar los hechos probados, lo que no sirve, ya que dicho medios de comunicación no hacen más que reflejar las comunicaciones que la partes intercambian entre sí, que pueden valorarse en instancia, pero no es documental fehaciente».

Los mensajes de WhatsApp se pueden utilizar como medio de prueba en el proceso social Clic para tuitear

En conclusión: El impacto del WhatsApp en las relaciones laborales es claro e indiscutible. Desde luego, las conversaciones de WhatsApp son un medio probatorio válido en el proceso social y sirven para fijar la convicción del juzgador respecto de los hechos probados… pero no para modificarlos en sede de recurso.

Vidal Galindo

Soy un abogado laboralista, de perfil internacional, con visión de negocio y vocación de formación y desarrollo de equipos. Tengo especial experiencia profesional en negociaciones, asuntos colectivos, litigación y asesoramiento a grandes clientes. Soy autor de la gran mayoría de las entradas de este blog. Cuando cuento con ayuda de algún colaborador, reviso y edito completamente la entrada antes de su publicación.

¿Es el WhatsApp un medio de prueba? ¿De qué tipo? ¿Sirve para la revisión de hechos probados?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *