Denuncia ante la inspeccion de trabajo y prescripcionEl conocimiento por parte de la empresa de la reclamación de horas extraordinarias formulada por el trabajador ante la Inspección de Trabajo interrumpe el plazo de prescripción de la acción de reclamación de cantidad. Esa es la conclusión que se extrae de la Sentencia del Tribunal Supremo de 1 de diciembre de 2016 (Rec. 2110/2015).

Me ha parecido interesante traer al blog de derecho laboral dicha sentencia y su doctrina.

1.- Los antecedentes de hecho

Los hechos básicos del caso son los siguientes:

.- El 27 de abril de 2012 el empleado causó baja en la empresa.

.- El 24 de mayo de 2012 el empleado presentó denuncia ante la Inspección de Trabajo por trasgresión de las normas en materia de tiempo de trabajo.

.- El 30 de octubre de 2012 la Inspección de Trabajo inició procedimiento sancionador frente a la empresa.

.- El 5 de diciembre de 2012 se levantó acta de infracción a la empresa, con la proposición de la correspondiente sanción. El acta tuvo por acreditado que el trabajador había realizado 781 horas extraordinarias en el periodo analizado por la Inspección de Trabajo (enero – abril 2012).

.- El 23 de octubre de 2013 el trabajador presentó papeleta de conciliación frente a la empresa de reclamación de cantidad. Hacía casi 18 meses que la relación laboral se había extinguido.

2.- Devenir judicial del caso

En cuanto al devenir judicial de la pretensión, la demanda fue estimada por el juzgado de instancia, que desestimó la excepción de prescripción de la acción. Dicha sentencia fue confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

3.- Fundamentos jurídicos de interés para el blog de derecho laboral

Los fundamentos jurídicos de la sentencia son los siguientes:

La sentencia lleva a cabo un análisis acerca de la doctrina y criterios del propio Tribunal Supremo. El estudio incluye sentencias tanto de la Sala 1ª (Civil), como de la propia Sala 4º (Social). Resulta destacable la idea básica de que «siendo la prescripción una institución no fundada en principios de estricta justicia sino en los de abandono o dejadez en el ejercicio del propio derecho y en el de la seguridad jurídica, su aplicación por los Tribunales no debe ser rigurosa sino cautelosa y restrictiva (…). Esta construcción finalista de la prescripción tiene su razón de ser tanto en la idea de sanción a las conductas de abandono en el ejercicio del propio derecho o de las propias facultades como en consideración de necesidad y utilidad social» (Sentencia del Tribunal Supremo de 20 de octubre de 2016 – Rec. 1880/2014).

La sentencia concluye que, de conformidad con la doctrina general de la interrupción de la prescripción, lo relevante es que el deudor conozca antes de la prescripción de su obligación de pago que el acreedor no ha abandonado su derecho y piensa reclamarle lo debido. No es relevante el medio formal que se utilice para esa reclamación judicial sino el conocimiento de la reclamación, de que el acreedor no ha abandonado su derecho, sino que piensa ejercitarlo.

Y aplicando dicho criterio al caso concreto, considera el Tribunal Supremo que el hecho de que la empleadora conociese la denuncia del trabajador ante la Inspección de Trabajo interrumpió la prescripción.

La sentencia asimila la denuncia ante la Inspección de Trabajo a la reclamación extrajudicial por cuanto revela que no hay abandono de la acción por parte del trabajador y que en la propia denuncia estaba implícita la voluntad de reclamar las horas extraordinarias impagadas. No obstante, precisa que «la prescripción no la interrumpió la presentación de la denuncia ante la Inspección de Trabajo, ni la tramitación del expediente administrativo a que dió lugar, sino el conocimiento que tuvo el deudor de la reclamación por horas extras formulada ante la autoridad laboral por el acreedor, momento en el que tuvo conocimiento de la “reclamación extrajudicial” del derecho y en el que se produjo el acto interruptivo del derecho aún no prescrito, lo que dió lugar a que el plazo prescriptivo empezara a correr de nuevo».

4.- Conclusiones

En conclusión: la formulación de denuncia ante la Inspección de Trabajo no interrumpe por sí misma la prescripción de una acción de reclamación de cantidad. Pero el conocimiento de dicha denuncia por parte de la empresa sí puede suponer la interrupción de la prescripción, puesto que demuestra la voluntad del empleado de no abandonar sus acciones frente a la empresa.

5.- Acceso a la sentencia del Tribunal Supremo

Puedes acceder a la sentencia en el siguiente link:

.- Sentencia del Tribunal Supremo de 1 de diciembre de 2016 (Rec. 2110/2015)

Vidal Galindo

Soy un abogado laboralista, de perfil internacional, con visión de negocio y vocación de formación y desarrollo de equipos. Tengo especial experiencia profesional en negociaciones, asuntos colectivos, litigación y asesoramiento a grandes clientes. Soy autor de la gran mayoría de las entradas de este blog. Cuando cuento con ayuda de algún colaborador, reviso y edito completamente la entrada antes de su publicación.

Denuncias ante la Inspección de Trabajo y prescripción de acciones laborales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *