Control de empleado por GPS de la tablet de empresa

Interesante Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, que resuelve el recurso de un trabajador cuya actividad laboral fue controlada por GPS y que fue despedido como consecuencia de la información recabada, que sirvió para acreditar la comisión de diversas infracciones laborales.

Las infracciones que se imputaron son tres: (i) disminución del rendimiento, (ii) incumplimiento reiterado y sistemático de la jornada laboral y (iii) transgresión de la buena fe contractual por incorrecta liquidación de dietas.

1.- Los antecedentes de hecho

1.1.- La información previa (imprescindible)

La empresa remitió al empleado (en agosto de 2015) un documento denominado «Cláusula confidencialidad y competencia desleal», en el cual le informó de que la empresa había implementado medidas de control y vigilancia para verificar el cumplimiento por parte de los trabajadores de las obligaciones y deberes laborales. Esas medidas incluían la posibilidad de llevar a cabo un control remoto a través del GPS de una tablet entregada como herramienta de trabajo y que el empleado debía mantener operativa durante toda la jornada laboral.

Por último, el documento advertía expresamente de que «el incumplimiento de cualquiera de las disposiciones (…) podrá dar lugar a acciones de carácter disciplinarias y otras de índole laboral, incluyéndose el despido disciplinario, reclamación de daños y perjuicios o acciones de carácter penal».

1.2.- Advertencia previa

A los pocos meses de la implantación del sistema anterior (en noviembre de 2015), la empresa le entregó al empleado una primera comunicación de advertencia en la que se le informó de que, con los sistemas de control referidos más arriba, se habían detectado los siguientes hechos:

– Un incumplimiento reiterado y sistemático de su jornada laboral, siendo habitual que a partir del medio día no desempeñara actividad laboral de ningún tipo no cumpliendo con ello la jornada establecida.
– Que el empleado había pasado dietas por comidas en lugares distintos de la geografía asturiana cuando a la hora de la comida se encontraba en su domicilio habitual.

1.3.- El despido

En marzo de 2017, tras constatar que el empleado continuaba cometiendo las mismas infracciones, la empresa le notificó su decisión de extinguir la relación laboral mediante despido disciplinario.

El despido se fundamentó en tres causas: (i) disminución del rendimiento, (ii) incumplimiento reiterado y sistemático de su jornada laboral, y (iii) liquidación de dietas indebidas.

1.4- El control mediante GPS por parte de la empresa

La carta de despido detallaba la actividad del trabajador durante los meses de octubre a febrero, indicando cómo en numerosos días se encontraba en su domicilio, a pesar de reportar que había hecho visitas a clientes, y reclamado el abono de dietas por, supuestamente, haber tenido que comer fuera de su domicilio.

2.- El devenir judicial del asunto

El Juzgado de lo Social desestimó la demanda formulada por el empleado, declarando la procedencia del despido.

3.- Consideraciones jurídicas del Tribunal Superior de Justicia

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias comienza repasando con detalle la teoría gradualista de las sanciones y la necesaria proporcionalidad de la sanción con la infracción cometida.

Control de empleado por GPS y despido disciplinario

En cuanto a la disminución continuada del rendimiento, la sentencia recuerda la teoría general y, en especial, la «necesidad de que existan datos fiables que acrediten que el rendimientos exigido, y que no se alcanza, es normal, lo que requiere, aparte la voluntariedad y gravedad objetiva del incumplimiento y de su continuidad, que éste sea voluntario y su realidad pueda apreciarse a través de un elemento de comparación que opere dentro de condiciones homogéneas, bien con respecto a un nivel de productividad, previamente delimitado por las partes, o en función del que haya de considerarse debido dentro de un cumplimento diligente de la prestación de trabajo, conforme al Art. 20.2 del ET , y cuya determinación remita a parámetros que, siempre dentro de la necesaria relación de homogeneidad, puedan vincularse al rendimiento del mismo trabajador o de otros compañeros de trabajo». En el caso concreto, se entiende que la empresa no acreditó la existencia de la disminución, ni estableció un marco de comparación con otros compañeros. Por estos motivos, el Tribunal Superior de Justicia estima este motivo del recurso.

Por lo que respecta al incumplimiento de la jornada, cabe comenzar con una precisión que lleva a cabo el Tribunal en su sentencia, estableciendo la diferencia entre faltas de asistencia y faltas de puntualidad. Nos recuerda el Tribunal que «la presencia del trabajador durante una parte de la jornada, ausentándose solamente durante otra parte de la misma (sea al principio, al final o en su tramo medio) no constituye una falta de asistencia, sino una falta de puntualidad, por cuanto solamente supone un incumplimiento del horario». La consecuencia es que dicho incumplimiento es que no constituye falta de asistencia, sino de puntualidad, la conducta de un trabajador con jornada partida que un día acude a trabajar por la mañana, pero no por la tarde (como sucedía en el caso analizado).

Recibe todas las novedades

Y en este punto fue trascendental para la resolución del caso el control por GPS efectuado por la empresa cuya licitud no fue cuestionada ni en la instancia ni en sede de recurso de suplicación, por lo que se consideró válido y sirvió para acreditar que, efectivamente, el empleado no cumplía con su jornada de trabajo, lo que supone la comisión de un incumplimiento de la suficiente gravedad y culpabilidad como para justificar la adopción de la sanción de máxima gravedad en el ámbito laboral.

La última causa de despido es la trasgresión de la buena fe contractual por la liquidación indebida de dietas. La sentencia repasa parte del desarrollo jurisprudencial del principio de buena fe contractual y de su trasgresión y concluye, nuevamente gracias al control del empleado por GPS que los hechos imputados al trabajador resultaron acreditados en la resolución de instancia y pusieron de manifiesto que éste venía liquidando medias dietas por realizar la comida fuera de casa, cuando a dicha hora se encontraba en su domicilio. Esta conclusión se ve reforzada, además, por la advertencia previa que hizo la empresa con unos meses de antelación.

4.- En conclusión

En el presente caso la empresa había llevado un control de los trabajadores mediante un sistema de GPS en una Tablet que debía estar siempre encendida durante la jornada laboral.

Si bien es cierto que en este caso no se cuestionó por la parte actora la validez de la prueba de geolocalización, no es menos cierto que resultó una prueba a la que tanto el juzgado de lo social como el Tribunal Superior de Justicia dieron validez y que resultó trascendental para declarar la procedencia del despido.

5.- Acceso a la sentencia comentada

.- Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias de 3 de octubre de 2017 (Rec. 1908/2017).

Vidal Galindo
Soy un abogado laboralista, de perfil internacional, con visión de negocio y vocación de formación y desarrollo de equipos. Tengo especial experiencia profesional en negociaciones, asuntos colectivos, litigación y asesoramiento a grandes clientes. Soy autor de la gran mayoría de las entradas de este blog. Cuando cuento con ayuda de algún colaborador, reviso y edito completamente la entrada antes de su publicación.
Control de empleado por GPS y despido disciplinario

2 thoughts on “Control de empleado por GPS y despido disciplinario

  • 20 noviembre, 2017 a las 13:34
    Enlace permanente

    Interesante Sentencia por la aceptación del medio de prueba por parte del TSJ.

    Muchas grascias

    Responder
  • 20 noviembre, 2017 a las 17:32
    Enlace permanente

    Muchas gracias por tu publicación, compañero Vidal Galindo. Sigo todas tus publicaciones con verdadero interés.
    Enhorabuena por tu blog y un atento saludo,
    JOSÉ LUIS CALVO CHIVA

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *