Control de la actividad laboral por GPS en el vehículo

Control de la actividad laboral por GPS en el vehículo

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha avalado la instalación unilateral por parte de la empresa de dispositivos GPS para controlar la actividad de los trabajadores.

Como ya hemos visto en anteriores entradas, cada vez es más habitual controlar al menos parte de la actividad de los trabajadores mediante dispositivos GPS. Este medio de control podrá ser particularmente útil en determinados casos si finalmente prospera la obligación empresarial de control de la jornada por los trabajadores.

Vamos a ver a continuación el caso resuelto por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

El Tribunal Supremo y el control empresarial del correo electrónico de un empleado (Caso Inditex)

El Tribunal Supremo y el control empresarial del correo electrónico de un empleado (Caso Inditex)

El Tribunal Supremo ha tenido ocasión de volver a resolver acerca del control empresarial del correo electrónico de un empleado en su sentencia de 8 de febrero de 2018. La sentencia es relevante por el estudio que hace de la cuestión y también porque es la primera sentencia del Tribunal Supremo que hace referencia expresa a la Sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de 5 de septiembre de 2017 (caso «Barbulescu II»).

Despido procedente por no activar el GPS facilitado por la empresa

Despido procedente por no activar el GPS facilitado por la empresa

En esta ocasión voy a llevar a cabo únicamente una breve reseña de una sentencia que, sin aplicar ningún criterio novedoso (motivo por el cuál la entrada será breve), sí puede resultar útil para algún caso concreto.

La sentencia aborda la calificación de un despido disciplinario por negarse de forma reiterada a activar el GPS facilitado por la empresa para el desarrollo del trabajo habitual.

Cuestión interesante desde la perspectiva laboral.

Caso López Ribalda y otros: Noticia en Expansión del 10 de enero de 2018

Caso López Ribalda y otros: Noticia en Expansión del 10 de enero de 2018

En el diario Expansión de hoy, 10 de enero de 2018, he tenido ocasión de llevar a cabo algunos comentarios acerca de la sentencia de ayer del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (Caso López Ribalda y otros) acerca de la instalación de cámaras de vigilancia en el centro de trabajo, que comentaba en esta entrada: Caso López Ribalda y Otros.

En Expansión se explica correctamente que «aunque la instalación de las cámaras era una medida oportuna ante los robos, el tribunal no cree que sea proporcional por dos razones: no cumple con la LOPD y las grabaciones fueron indiscriminadas y prolongadas». Esto tiene una importante consecuencia, y es que aunque no se declara de forma expresa, de la sentencia se puede extraer que una grabación con cámara oculta, limitada en el tiempo y para detectar unas irregularidades concretas, hubiera podido constituir una prueba válida.

Uso de cámaras en el lugar de trabajo – Caso López Ribalda y otros (Enero 2018)

Uso de cámaras en el lugar de trabajo – Caso López Ribalda y otros (Enero 2018)

Parece que el año comienza (igual que sucedió en 2017) a vueltas con el uso de cámaras de vigilancia en los centros de trabajo. En esta ocasión ha sido el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en su sentencia del día de hoy, 9 de enero de 2018 (Caso López Ribalda y Otros – Asuntos 1874/13 y 8567/13).

En otra entrada ya nos referíamos al uso de cámaras en el lugar de trabajo. Hoy tenemos algún criterio adicional del TEDH. La sentencia es relevante, por cuanto perfila el análisis de proporcionalidad de la medida de la grabación por las cámaras y la vincula al cumplimiento de las obligaciones de la Ley Orgánica de Protección de Datos. Además el TEDH también tiene ocasión de pronunciarse sobre la validez de un acuerdo transaccional suscrito en el momento del despido.

Página 1 de 3123