Despido procedente por no utilizar el GPS

En esta ocasión voy a llevar a cabo únicamente una breve reseña de una sentencia que, sin aplicar ningún criterio novedoso (motivo por el cuál la entrada será breve), sí puede resultar útil para algún caso concreto. La sentencia aborda la calificación de un despido disciplinario por negarse de forma reiterada a activar el GPS facilitado por la empresa para el desarrollo del trabajo habitual.

La actora y la empresa mantuvieron desde 2011 a 2016 una relación laboral ciertamente conflictiva (incluyendo un despido nulo, bajas de larga duración, sanciones laborales nulas, desobediencias sistemáticas, denuncias ante la Inspección de Trabajo, sanciones a la empresa, etc.).

La cuestión es que el caso concreto tiene, a mi juicio, relevancia respecto a dos asuntos que hemos tratado previamente en el blog, en las siguientes entradas:

– Control de empleado por GPS y despido disciplinario

– Sobre la obligación de registro de la jornada: buenas y malas noticias

Y ese es otro de los motivos para traer esta sentencia al blog. En el caso concreto la empresa instaló un sistema de GPS para sus empleados con dos fines principales: (i) hacer un seguimiento de la actividad de sus empleados y (ii) utilizarlo como sistema de fichaje (para empleados que, por su puesto de trabajo, no acudían regularmente al centro de trabajo).

Tras la instalación del sistema del GPS la empresa impartió las oportunas instrucciones para su uso, así como los fines de dicho sistema. El resultado fue que todos los trabajadores estaban «informados y formados para su uso».

En ese marco, declara la sentencia que «todos los dispositivos han venido funcionando correctamente salvo el de la actora que ha dado múltiples fallos inexplicables que los técnicos sólo pueden achacar a un uso incorrecto bien porque la actora no lo conecta correctamente o lo manipula indebidamente».

Despido procedente por no utilizar el GPS

A diferencia de lo que sucedía con el dispositivo de la actora «el resto de comerciales activan adecuadamente cada dia el dispositivo y son localizados por la empresa sin problemas».

La Magistrada de instancia considera (y el Tribunal Superior de Justicia ratifica) que la referida conducta de la actora no supone «una desobediencia aislada, sino constante y sin que pese a las advertencias haya rectificado su actitud, lo que conlleva valorar el supuesto como de indisciplina y desobediencia grave y culpable», lo que supone la declaración de procedencia del despido y convalidación de la decisión extintiva de la empresa.

Y lo anterior, pese a que la actora había acreditado indicios de vulneración de derechos fundamentales, que sin embargo fueron insuficientes, dada la gravedad de los hechos.

Las lecturas de la sentencia son varias y afectan al impacto de la tecnología en las relaciones laborales, pero también supone un aval jurisprudencial a la posibilidad de control de la jornada horaria mediante GPS, cuestión relevante para aquellas empresas que emplean a trabajadores que no acuden regularmente a un centro de trabajo concreto (comerciales, delegados de zona, conductores, etc.).

Accede a la sentencia aquí:

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (Granada), de 18 de septiembre de 2017 (Rec. 770/2017).

Vidal Galindo

Soy un abogado laboralista, de perfil internacional, con visión de negocio y vocación de formación y desarrollo de equipos. Tengo especial experiencia profesional en negociaciones, asuntos colectivos, litigación y asesoramiento a grandes clientes. Soy autor de la gran mayoría de las entradas de este blog. Cuando cuento con ayuda de algún colaborador, reviso y edito completamente la entrada antes de su publicación.

Despido procedente por no activar el GPS facilitado por la empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *